Es necesario asegurar al cliente que la empresa mantiene los requisitos que le otorgan el sello.

Por este motivo, es necesario que la información se actualice todos los años en todos aquellos aspectos que puedan cambiar, por lo que los certificados tienen una validez anual.